Imágenes de página
PDF

Además, siendo del todo improbable que no haya uno ó muchos combates grandes cuando las escuadras combinadas saliesen al mar, suponiendo lo menos adverso, es decir, pérdidas iguales, se acrece la superioridad del enemigo y quedamos en la imposibilidad de causarle el menor respeto.»

Las dos escuadras salicron de Cádiz y llegaron felizmente á Brest.

Mazarredo perdía el tiempo en explicar y justificar su modo de ver, porque claro estaba que al fin se había de hacer lo que quisiesen los franceses, aunque no fuese lo más conveniente. El Ministro Urquijo le avisó de parte del Rey que, en virtud de los deseos del Directorio, saliese de Cádiz con su escuadra y siguiese al Almirante Bruix á Brest. La salida se verificó el día 21 de Julio. La escuadra francesa se componía de 25 navíos de línea y la española de 17, pues aunque los navíos del Rey fuesen 18, varó á la salida el Santa Ana en los bajos de Rota. Montado el cabo de Finisterre en la noche del 4 de Agosto de 1799, los vientos de Sur-Oeste y Sur—Sur, que soplaron con gran fuerza, no permitieron que las escuadras se dirigiesen á la rada de Aix á recoger la división española fondeada allí, y Mazarredo puso señales al Almirante Bruix para que se encaminase á Brest, adonde las escuadras arribaron el día 8. El telégrafo anunció al punto al Directorio su llegada.

El objeto del Directorio estaba conseguido. Su intención era tener á la escuadra del Rey en los puertos de Francia, como prenda de nuestra fidelidadá la alianza. Así se ve por lo ocurrido en la navegación de Cádiz á Brest. Mazarredo indicaba á Bruix la probabili

dad de un día de gloria, si sus instrucciones eran de combatir. Bruix le contestó negativamente. Por lo demás, Mazarredo corrigió la derrota del Almirante francés en aquellos mismos mares de la costa de Francia en donde veinte años antes el Conde de Guichen había querido corregir las de Mazarredo. La corrección de la derrota de Bruix en esta ocasión, le libertó de grave riesgo y proporcionó la entrada en Brest.

Melgarejo entra con su escuadra en el Ferrol.

Melgarejo seguía siempre bloqueado en Rochefort por la escuadra enemiga, y deseoso de unirse en Brest á la escuadra de Mazarredo, salió el 31 de Agosto con su división; mas la inmediación de las fuerzas enemigas, en número de 30 velas, que le anunciaban los vigías de la costa, le impidieron dirigirse á aquel punto. Frustrado este pensamiento, quiso encaminarse á Lorient y también fué en vano, porque los vientos le fueron contrarios, y además tuvo siempre casi á la vista á los navíos ingleses que le perseguían. En tal situación creyó conveniente tomar puerto en el Ferrol, adonde llegó el día 11 de Septiembre.

Melgarejo gobernó bien sus navíos en esta campaña y adquirió nombradía de marino inteligente. No parece que pusiese igual atención en lo que no tenía relación inmediata con el servicio de mar. Un testigo ocular cuenta lo siguiente:

Este Teniente General de Marina, Comandante de las fuerzas navales del Rey en Rochefort, era buen marino y gozaba el aprecio de todos por su carácter sencillo. Asistía un día á uno de los frecuentes convites que las Autoridades francesas daban á nuestros

Oficiales ó recibían de ellos. Brindaban en una ocasión, como se acostumbraba allí, á la salud del Gobierno francés. Melgarejo deja de repente el asiento, sube sobre la mesa, y con grande alborozo y cordialidad, teniendo el vaso en la mano, dice: A la salud de la Convención. Los comensales quedaron sorprendidos de tal homenaje á un Gobierno cuya defunción contaba ya cuatro años; pero la sorpresa se convirtió en algazara cuando se vió que el buen Melgarejo, ocupado únicamente en su profesión de marino, no sabía distinguir entre el Gobierno del Directorio y la Convención, y que para él todo venía á ser una misma cosa, si ya no fuese que su simplicidad aparente encubriese el pensamiento, no menos verdadero que profundo, de que bajo formas diversas continuaban siempre los mismos principios revolucionarios.

FIN DEL TOMO XXXIII
Y QUINTO DE ESTA HISTORIA.

INDICE.

Páginas.

Mal estado de nuestra Hacienda. ..... .... ... ...... ... .... 8 Creación de la Junta de Hacienda........................... 41 Medidas propuestas por la Junta de Hacienda................ 42 Medidas que el Gobierno adoptó... ......................... 18 Por enfermedad del Ministro Saavedra, D. Miguel Cayetano So

ler le sucede en el Ministerio de Hacienda.—Varios decretos

sobre el mismo ramo................................. ... 20 Préstamo de 400 millones sobre los caudales de Indias........ 22

Creación de nuevos Vales Reales. .......................... 23 Estado del crédito nacional........ ...... ............ ... ... 24 Junta eclesiástica de Vales Reales........................... 26

La Gran Bretaña trabaja por formar nueva coalición contra la

Francia -------.··············· .......············· 3o Intenciones del Directorio francés respecto á Suiza......... . . 35 Carta de Barthélemy á Bonaparte........................... 37 Atropellamientos cometidos contra Suiza.......... ......... 38 Nueva forma de Gobierno de la Confederación Helvética....... 39 El reino de Nápoles es convertido en República Parthenopea... 40 El Rey Carlos IV fija su atención en la isla de Sicilia para colo

car en ella á su hijo D. Carlos... ....... ... -.. .. ..... ----- 4o La República francesa propone al Rey de España que se haga

dueño de Portugal........... ...... ... . . . . . . . . . . . . . . ... - 43 Alianza del Rey de Nápoles con el Emperador de Alemania.... 45 Unión que existía entre la Corte siciliana y el Gobierno britá

nico. . . . . . . . . . ..... ----------------------------------- “7 Noticias sobre Lady Hamilton..... ................. . . . . . . . . 38 Nelson-------------------------------------------------- 3o

Preparativos de guerra en Nápoles.—A petición del Rey de las
Dos Sicilias, el Emperador de Alemania envía al General
Mack para tomar el mando de las tropas napolitanas.... .... 53
El Rey de Nápoles rompe las hostilidades contra la Francia.... 58

« AnteriorContinuar »