Imatges de pàgina
PDF
EPUB

.cio , de quien dice cap. 16. bamos de mencionar , pone Scripsit decretale opusculum despues del precedente à Padirectum ad Eumerium Tarra- trumo : y la nota adjunta conensem Episcopum. In quo añade , que acaso es el Painter alias Ecclesiasticas dis- truino del Concilio primero ciplinas constituit breretico de Toledo (reducido alli al rum baptisma nequaquam ab año 402. y por nosotros al Ecclesia rescindendum. 400.) Pero aunque antes de

7 Este es el Obispo es descubrir la Carta de S. Inocrito Nicomerio en el Catalo- cencio I. huvo variedad sor go citado de las Constitucio bre la Sede de Patruino, Prenes Tarraconenses del 1555. sidente del Concilio I. de Tom como probamos en el titulo ledo ; ya no la debe haber, precedente, por la expresion constando que fue Obispo de que hace de haberle escrito Merida : y si el Autor del el Papa alli escrito Quirico, Catalogo miró à éste, no que fue Siricio. El Catalogo acerto; ni podemos seguirle, de Arzobispos de Tarragona, pues de ningun modo puede que ponemos al fin , tomado reducirse à Tarragona el Prede los Mss. de D. Juan Bau- sidente del Concilio I. de Tom tista Perez, escribe el nom- ledo, que fue Obispo de Mebre de este Prelado Icomerio, rida. y dice murió dia 1. de Octu : 9 Yo recelo que aquella bre, cerca del año 390. Omi- pieza está sacada de algun tiendo la variedad del nom- Necrologio antiguo , ò kabre, por los diversos modos lendario , en cuyos dias de con que se escribe , resulta mes solian apuntar tos dias la averiguacion del dia ulti- del falleciiniento de algunas mo en primero de Octubre: personas de notables meritos: pero el año queda incierto, y si en efecto se halló asi en por la expresion de circa anos algun Kalendario antiguo de Dñi 390. Por aquel tiempo Tarragona ; en fe de él poes probable su fin : pero ig- drá admitirse , que huvo en noramos el año determinado. esta Santa Iglesia Prelado llaDe Patruino , y Patrumo. :

: mado Patrumo, ò Patruino,

despues de Himerio. Pero 8 El Catologo que aca confio poco en la autoridad

de

de esta pieza, por no tener bre, y el año; quedarán amexactitud , como veremos al bos igualmente sin apoyo, fin , donde la publicamos, mientras no se descubran mecon motivo de ofrecer nom- jores documentos. bres no conocidos por otro medio en los Fastos Tarraconenses : y viendo que hay Nueva conjetura de si fue vacíos en nuestro Catalogo; Prelado de Tarragona el Obism puede ser que algunos de po Hilario , que ocasionó aquellos los ocupasen : y asi la Decretal de S. Inodamos el documento como cencio I. antes del está , por si conduce para . comprobar otros nuevos desa cubrimientos : y en lo que 1 Despues de Himerio mira al presente Patrumo, vuelve à ocultarse la expreno podemos asegurar el tiem- sion de los Prelados de Tarpo, si en efecto huvo aqui raguna , por quanto aunque Prelado de este nombre : por- hay algunos monumentos con que ni el orden , ni los años nombres de Obispos , en el de aquel Catalago tienen au- Concilio primero de Toledo, toridad pero le menciona- y en la Carta del Papa S. Inomos, por si apareciere docu- cencio (impresos en el Tomo mento que nombre algun Pa- sexto) no tienen declaracion trumo en el estado antiguo de la Iglesia. Hallabase la Nade esta Iglesia , y para de cion muy turbada con la he clarar que el Patruino del regia de los Priscilianistas: primer Concilio Toledano, y aunque juntandose los Pano fue Tarraconense. dres en Toledo ocurrieron en

10 El otro Catalogo de el año de 400. à los daños; las Constituciones del año resultó Cisma por parte de 1555. pone despues del Ni- los Obispos de la Betica y comerio del 390. à Paternino Cartaginense, que habiendo en el año de 410. Esto no recibido los demás Prelados favorece al del Concilio 1. de à su comunion à los Obispos Toledo, tenido diez años de Galicia convertidos del antes: y si miraron al mis- error à la verdad ; se aparmo , desfigurando el nom- taron de ellos cismaticamen

te, como antes los Luciferia- puede reducirse mejor que à hos,segun refiere S. Inocencio Tarragona ; porque los Betien su Carta : y este contex- COS , y Cartagineses fomento , de haber provenido- la taban el Cisma que Hilario disension por los Obispos Be- procuraba remediar: los Gaticos y Cartagineses, mues- llegos tenian en Braga por tra que los Tarraconeses si- Obispo à Paterno, uno de guieron el partido acertado los juzgados en el Conciliol, de comunicar con los Galle- de Toledo, al qual sucedio gos: porque fuera de Beti- en la misma Iglesia Balcocos, Cartagineses , y Galle- nio. Los Lusitanos gozaban gos, no restan mas que los en Merida del Insigne PatrulTarraconeses , y Lusitanos. no , Presidente de aquel pri

2 Esto llegó à noticia 'mer Concilio de Toledo , al del Papa S. Inocencio ('électo qual sucedió Gregorio, que al en el año de 402.) por zelo tiempo de escribir S, Inoceny solicitud de uno de los cio esta Carta , presidia en la Obispos de España, llamado misma Iglesia. No resta otra Hilario , cuyo nombre es Metropoli que Tarragona. Por uno de los asistentes al Con- tanto si Hilario ocupaba pricilio I. Toledano del año 400. mera Sede , pertenece à la El qual Obispo Hilario, com- nuestra. padecido de los perjuicios, y - 4 El cuidar del bien de deseoso del remedio, pasó a toda la Provincia es cargo Italia acompañado de un proprio del Metropolitano:y Presbitero, llamado Elpidio, viendo à Hilario tan zeloso para informar al Papa S. Ina del bien comun, se le puecencio, y remediar los dat de atribuir aquel honor: pues ños, à que en efecto ocur- el Papa declara en el Cap. 2. rió el Santo Padre por medio que atiendan à la queja de de la Carta de que vamos Hilario contra el Obispo Re hablando.

fino, por haber éste ordena( 3 No hemos descubierto do a otros en lugares obscumonumento que declare' là ros contra voluntad del MeSede de este plausible Hila- tropolitano , ò sin consultar rio: pero si era cabeza de al- à éste, à quien por Dereguna Provincia, à ninguna cho pertenece consagrar los

Obispos : Hilarii fratris & tano) Dehinc Tarraconenconsacerdotis nostri querela sium Episcoporum est causa primitus audiatur , qui asse- tractanda , qui pari modo Miruit Ruffinum contra Eccle- nicium in Gerundensi Ecclem siarum pacem omni oppugna- sia Episcopum Ordinasse contione fuisse versatum, & dum questi sunt. Esta clausula dum in Concilio Toletano erro puede equivocar à alguno, ris sui veniam postulasse, & creyendo que el ordenado en nunc, cum Metropolitano Episu Gerona fue Minicio: y no es copo ordinandi Sacerdotis pon- asi: Minicio fue el que contificium deberetur , contra tra los Canones ordenó Obispopuli voluntatem , & disci- po en Gerona (cuyo nombre plinæ rationem , Episcopum no expresa) y este sentido locis abditis ordinasse. La consta por el mismo Capiqueja contra el usurpador del tulo 2. de la Carta del Papa, cargo Metropolitico es muy el qual empieza asi : Non propria en el mismo defrauda enim latere potuit, quod Ruf, do: y no conociendo otro Me finus atque Minicius Episcopi tropolitano, que pudiese acu- in alienis Ecclesiis contra Nidir al Papa sobre el reme- cænos Canones , Episcopos dio , mas que el de Tarrago- usurpaverunt ordinare: donna ; à este se le puede atri- de ves à Rufino y Minicio buir aquel honor..

como consagrantes de otros :5 Añade el Papa , que contra los Canones. Hilario traten la causa de los Obis- se quejó de esto contra Rupos Tarraconenses , que se fino : los Obispos de la Tarquejaron haber Minicio or- raconense contra Minicio, denado del mismo modo (es por haber ordenado Obispo to es, sin acuerdo del Me- en Gerona del mismo modo tropolitano) Obispo en la que Rufino , esto es, uno y Iglesia de Gerona, y senten- otro contra el Niceno , cocien conforme al Niceno mo expresa el principio del contra aquella usurpacion: Capitulo. (esto es, por el Canon VI. . 6 Esta contraposicion de que manda no reconocer por los Tarraconenses contra MiObispo, al que se ordene sin nicio despues de la queja de conocimiento del Metropoli- Hilario contra Rufino , puede

ha

hacer sospechar que Hilario tentaron con ocurrir al daño no era Tarraconense : pues de la que era Sede : Hilario si lo fuera , no expusiera el de las que no lo eran. CreiPapa aparte la queja de los ble es que el zelo de Hilario Tarraconenses contra Mini- referiria al Papa el exceso de cio, que pudiera incluirse en Minicio: pero juntandose la la de Hilario, pues la mate representacion de los demas ria era identica , de que or- Obispos contra él , tuvo por deneban Obispos contra los bien el Papa mencionarla con Canones.

expresion de los Tarraconen'. 7 Sin embargo de pare- ses: sin que esto derogue el cer urgente la reflexion; pue- ser Hilario Metropolitano: de sostenerse la conjetura de pues bien pueden los Comque Hilario era Prelado de provinciales pedir remedio Tarragona , y decir que los de lo mismo que pretende su demas Obispos de la Provin- Prelado. 'cia se quejaron contra Mini- - 8 Aunque esta conjetura

cio, por el exceso de orde no convenza, sirve la men'nar Obispo en Gerona , Igle- cion para noticia del estado sia Episcopal antigua de su en que à principio del Siglo territorio : de modo , que quinto se hallaba la Provinlos Tarraconenses instaron cia, y dar alguna razon sa contra Minicio ; Hilario con bre la Decretal del Papa S. tra Rufino: ambos transgre. Inocencio I. escrita antes del *sores de los Canones, pero año 409. en que entraron los éste por colocar Obispo don- Barbaros en España, y emde no correspondia (Episco- pezaron las guerras y dese pum locis abditis ordinasse) gracias lamentables, que Idaaquel por ordenarle indebi- cio apunta en su Chronicon damente en Gerona , que (dado en el Tomo 4.) las · aunque era Episcopal, debia quales no precedieron à la recibirle como mandan los Carta de S. Inocencio , pues Canones. Ambas cosas eran no suena en ella mas turbavituperables : de ambas pu- cion que el Cisma entre los diera acusarlos Hilario: pu- Eclesiasticos de resulta del dieran tambien los demas Concilio Toledano del año Obispos : pero estos se con- 400. y las guerras de los Bar

ba

« AnteriorContinua »