Proverbios de don Iñigo Lopez de Mendoza ... y las coplas de d. Jorge Manrique, todo con sus glosas

Portada
Por D. Fermin Villapanda, 1799 - 432 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 407 - Pues aquel gran condestable, maestre que conocimos tan privado, no cumple que de él se hable, sino sólo que lo vimos degollado. Sus infinitos tesoros, sus villas y sus lugares, su mandar, ¿qué le fueron sino lloros?; ¿fuéronle sino pesares al dejar?
Página 386 - Esos reyes poderosos que vemos por escrituras ya pasadas, con casos tristes, llorosos, fueron sus buenas venturas trastornadas; así que no hay cosa fuerte, que a papas y emperadores y prelados, así los trata la Muerte como a los pobres pastores de ganados.
Página 352 - Y pues vemos lo presente cómo en un punto es ido y acabado, si juzgamos sabiamente, daremos lo no venido por pasado. No se engañe nadie, no, pensando que ha de durar lo que espera más que duró lo que vió, porque todo ha de pasar por tal manera. Nuestras vidas son los ríos, que van a dar en la mar, que es el morir...
Página 428 - No gastemos tiempo ya en esta vida mezquina por tal modo, que mi voluntad está conforme con la divina para todo; y consiento en mi morir con voluntad placentera, clara, pura, que querer hombre vivir cuando Dios quiere que muera es locura".
Página 371 - ¡por cuán baxos y abatidos que los tienen! Otros que por no tener, con oficios no debidos se mantienen. Los estados y riqueza que nos dexan a deshora. ¿quién lo duda?
Página 347 - Avive el seso y despierte, Contemplando Como se pasa la vida, Como se viene la muerte, Tan callando.
Página 355 - Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar que es el morir; allí van los señoríos derechos a se acabar y consumir; allí los ríos caudales, allí los otros, medianos y más chicos; allegados son iguales, los que viven por sus manos y los ricos.
Página 350 - Y pues vemos lo presente Cómo en un punto se es ido Y acabado, ' Si juzgamos sabiamente Daremos lo no venido Por pasado. No se engañe nadie, no, Pensando que ha de durar Lo que espera Más que duró lo que vio; Porque todo ha de pasar Por tal manera.
Página 362 - Como debemos, Porque segun nuestra fe Es para ganar aquel Que atendemos. Y aun el hijo de Dios Para subirnos al cielo Descendió A nacer acá entre nos, Y vivir en este suelo, Do murió.
Página 383 - No mirando a nuestro daño, corremos a rienda suelta sin parar; desque vemos el engaño y queremos dar la vuelta, no hay lugar. Si fuese en nuestro poder hacer la cara hermosa corporal, como podemos hacer el alma tan gloriosa, angelical, ¡qué diligencia tan viva tuviéramos toda hora, y tan presta, en componer la cautiva, dejándonos la señora descompuesta!

Información bibliográfica