EL ENCLAVE NEOLÍTICO AL AIRE LIBRE DEL CASTILLO DE DOÑA MENCÍA

Portada
Servicio de Publicaciones de la Universidad de Huelva, 14 dic. 2017 - 152 páginas

Hace 7000 años una sociedad de agricultores y ganaderos neolíticos eligió como asentamiento la misma eminencia rocosa en la que milenios más tarde se erigiría el Castillo de Doña Mencía, fortificación medieval que constituyó el núcleo originario de la actual localidad. Estos pobladores primigenios cultivaron cereales, trigo y cebada, junto a leguminosas como lentejas o habas, pastoreando principalmente ovejas y cabras, en un paisaje vegetal dominado por encinares y acebuchales, del que aprovecharon sus frutos silvestres, y donde cazaron animales salvajes tales como ciervos, conejos y algunas aves. Además de los desechos de su alimentación, las excavaciones han permitido recuperar restos de las cerámicas que fabricaban, en muchos casos decoradas con motivos incisos e impresos o coloreadas de almagra; los útiles de hueso, piedra tallada y pulimentada que utilizaban en las labores cotidianas y artesanales, y los objetos de ornato corporal que lucían, fabricados en ocasiones con materias primas lejanas. 

 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Otras ediciones - Ver todo

Información bibliográfica