Un secuestro de película

Portada
Ediciones SM., 1995 - 128 páginas
4 Reseñas
En casa de Esther y Juanjo han comprado un emisor-receptor para oír los lloros de la hermana pequeña, Martita, desde una habitación a otra. El aparato tiene interferencias y Esther empieza a oír unas inquietantes conversaciones telefónicas sobre un secuestro. Decide contárselo a sus padres y todos acaban en la comisaría frente al comisario Polanco, que quita importancia al asunto, puesto que con tan pocas pistas es muy difícil investigar el asunto. Esther continúa sus pesquisas, sin la colaboración de nadie, por los alrededores de su casa. Logra identificar a uno de los supuestos secuestradores, un dentista, al que envía una carta-anzuelo para tratar de disuadirle de sus fechorías. Por el emisor, se entera de que va a producirse la entrega de una nueva niña secuestrada. Logra contactar con el comisario Polanco, que prepara la detención de los culpables en el aeropuerto de Barajas. Al final, tales conversaciones sospechosas resultan ser unas llamadas entre escritores de novela negra, que están escribiendo un libro sobre un secuestro. Al final, todo se aclara y vuelve la normalidad.

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

Este libro esta muy chulo de leer mola mazo!

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

Mencanta el cuenta ;-

Información bibliográfica