Explicar el mundo

Portada
Penguin Random House Grupo Editorial España, 3 sep. 2015 - 432 páginas

Un impresionante relato de lo difícil que fue descubrir los objetivos y métodos de la ciencia moderna, y el impacto que ese descubrimiento tuvo en el conocimiento y desarrollo humanos.

Por el premio Nobel de Física Steven Weinberg.

«El libro de ciencia más relevante de los últimos diez años. Uno
de los grandes físicos teóricos contemporáneos narra su visión del
origen y la evolución de nuestra forma de comprender el mundo. Una
invitación a pensar como solo han pensado los grandes.»
Javier Sampedro

En esta historia de la ciencia, tan irreverente como ambiciosa, Steven Weinberg nos conduce a través de los siglos desde la antigua Mileto hasta el Bagdad medieval y Oxford, desde la Academia de Platón y el Museo de Alejandría hasta la escuela de la Catedral de Chartres y la Sociedad Real de Londres. El autor nos traslada a la mente de los científicos de la Antigüedad y la Edad Media para mostrarnos cómo ellos no solo no entendían lo que nosotros ya entendemos del mundo; en realidad, tampoco sabían qué era lo que había que entender, ni por supuesto cómo entenderlo.

Sin embargo, a raíz de la lucha por resolver misterios tales como el curioso movimiento de los planetas y la subida y bajada de las mareas, finalmente emergió la disciplina de la ciencia moderna, con sus objetivos y sus métodos. Weinberg examina los enfrentamientos y las colaboraciones que, a lo largo de ese tortuoso pero fascinante camino se dieron entre la ciencia histórica y esferas competencia de la religión, la tecnología, las matemáticas, la filosofía y la poesía.

La crítica ha dicho...
«Es una obra apasionante que nos invita a pensar como han pensado las grandes mentes del pasado.»
GEO

«Más de un lector pensará que se trata de un recorrido por la historia conocido y puede que ya transitado pero el secreto está, comoen todo buen viaje, en la vista del guía que dirige nuestro pasos.»
Luis Quevedo, El Mundo

«Este premio Nobel de Física nos relata la historia de la ciencia de un modo apasionante. Es el mejor libro de divulgación científica en muchos años.»
Tiempo

«Un impresionante relato de lo difícil que fue descubrir los objetivos y métodos de la ciencia moderna, y el impacto que ese descubrimiento tuvo en el conocimiento y desarrollo humanos.»
Que Leer

«Un magnífico modo de volvernos a preguntar por qué hemos llegado hasta aquí.»
El Cultural, El Mundo

«Abordar la historia del pensamiento científico es algo que pocos podrían resolver como lo ha hecho Weinberg en este libro.»
Forbes

«Este libro convierte el metal base de una simple historia de la ciencia en oro puro, en una celebración magistral de la larga y heroica lucha -aun incompleta- por entender la naturaleza. Solo un científico comprometido y de la brillantez de Steven Weinberg podía lograr esto.»
Ian McEwan

«Steven Weinberg, el físico más importante del mundo, ofrece un viaje magistral hasta la llegada de la humanidad a la mayoría de edad científica.»
Brian Greene

«Es una guía única y altamente reveladora, obviamente el resultado de años de investigación profunda, que incluso cuenta con un estratégico toque de humor.»
Gerald Holton (Harvard)

«Cuenta una historia rica y significativa sobre el nacimiento de la ciencia.»
Sam Kean, El Cultural

«Weinberg ha combinado sus credenciales con su dominio de la historia de la ciencia para examinar un tema fascinante: cómo los intentos de explicar el mundo han evolucionado con el tiempo. Sencillo y claro, incluye ideas reveladoras.»
BBC

«Una magnífica contribución a la historia y la filosofía de la ciencia. El relato es fascinante, y Weinberg escribe con brío y claridad.»
The Times Literary Supplement

 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

To Explain the World es un gran trabajo, pero para que nadie se llame a engaño hay que hacer dos advertencias: no es un libro para todos los públicos, ni es el libro que esperaríamos de Weinberg. Esto hace que, siendo por momentos magnífico y decididamente recomendable a los interesados en la historia de la ciencia, resulte a la postre una obra un tanto malograda.
Lo que Weinberg quiere, nos lo dice en el prólogo, es entender cómo llegamos a nuestro concepto actual de ciencia. En sus propias palabras, “how we came to learn how to learn about the world”: cómo aprendimos cómo aprender sobre el mundo. Se centra en la historia de la física y de la astronomía, porque fueron los campos en los que surgió la ciencia moderna, y detiene su recorrido histórico en Newton porque en él ya reconocemos la ciencia actual, plenamente formada.
No puedo estar más de acuerdo con este planteamiento (¡es del de mi libro “De Tales a Newton”!), y Weinberg lo desarrolla con acierto y claridad. Pero, no sé si por voluntad propia o por la de los editores, lo hace sin ecuaciones y, lo que es peor, sin un solo dibujo. Unas y otros han sido relegados a un largo apéndice de “Notas técnicas” al final del libro. Son casi cien páginas (en la edición que he manejado) que desarrollan en detalle aspectos que no son esenciales para la comprensión del texto principal.
El problema es que los aspectos que sí son esenciales se quedan sin fórmulas ni figuras. Y por muy bien que se explique Weinberg (que lo hace muy bien) un lector normal se va a perder irremediablemente. Y si el lector deja ser capaz de seguir la lógica interna de los descubrimientos, el libro pierde toda su gracia: se convierte en una historia de la física convencional, tirando a académica.
Lo que nos lleva a nuestra segunda advertencia. De Weinberg esperaríamos una visión más personal, que pusiera en valor su experiencia de físico de primerísima fila. Hay ciertamente observaciones muy interesantes aquí y allá, pero el autor no ha aprovechado la libertad que le otorga no ser historiador para salirse corsé cronológico y dibujar su tesis con trazos más vigorosos.
Porque sí que hay una tesis: que la ciencia tal como la conocemos no es una visión natural del mundo, sino, por el contrario, el fruto de dos mil años de esfuerzos por entender el mundo, en los que hemos ido aprendiendo qué tipo de preguntas dan respuesta fructíferas y cuáles son los métodos para encontrar esas respuestas. Por ejemplo: las preguntas sobre la finalidad que eran esenciales para Aristóteles no han sido fecundas y las hemos abandonado, igual que los métodos puramente racionalistas de Platón o Descartes.
Pero la tesis de la “no naturalidad” de la ciencia no se transmita con suficiente fuerza. Weinberg ha optado por explicar la ciencia del pasado usando los conocimientos y marco conceptual del presente. Creo que este enfoque malogra su proyecto. Hoy hemos sido educados desde pequeños en la visión de la ciencia moderna. Para entender de verdad lo sorprendente y creativo de esta visión, lo primero es darse cuenta de que hay otros enfoques más naturales y que a priori parecen tan coherentes como el de Newton y Galileo. No basta decir que Aristóteles era muy inteligente y sin embargo veía las cosas de otra manera, como se dice varias veces en el libro. Es cierto, pero son palabras muertas mientras el lector no vea el mundo con los ojos de Aristóteles. Sólo de esa manera entenderá lo revolucionario que fue el punto de vista de la ciencia moderna y lo difícil que fue adoptarlo.
Escrito por Juan Meléndez Sánchez.
Extractado de:
https://detalesanewton.wordpress.com/2015/05/19/el-de-tales-a-newton-de-steven-weinberg/
 

Índice

Sección 1
Sección 2
Sección 3
Sección 4
Sección 5
Sección 6
Sección 7
Sección 8
Sección 12
Sección 13
Sección 14
Sección 15
Sección 16
Sección 17
Sección 18
Sección 19

Sección 9
Sección 10
Sección 11
Sección 20
Sección 21

Términos y frases comunes

Sobre el autor (2015)

Steven Weinberg (Nueva York, 1933) es físico teórico, y obtuvo el Premio Nobel de Física, la Medalla Nacional de Ciencias National, el Premio Lewis Thomas (que se concede a los mejores escritores divulgativos de Ciencia) entre otras numerosas condecoraciones y galardones. Es miembro de la National Academy of Science, de la Royal Society de Londres, de la American Philosophical Society, entre otras academias. Fue durante muchos años colaborador de The New York Review of Books, y además de importantes tratados de física teórica, es también autor de libros como Los tres primeros minutos del universo o El sueño de una teoría final.

Información bibliográfica