El despertar de los vampiros

Portada
Ediciones B, 1999 - 144 páginas
Desde la Antiguedad se puede documentar la existencia de divinidades sanguinarias y personajes perversos que rendian culto a la sangre. Sin embargo, no es hasta el siglo XV, con el reconocimiento oficial de los muertos vivientes por parte de la iglesia catolica, que el vampiro adquiere pleno derecho de ciudadania. Durante la primera mitad del siglo XVIII, en pleno siglo de las luces, el vampirismo es objeto de una psicosis colectiva en gran parte de Europa, las autoridades se ven obligadas a tomar medidas para salvaguardar el orden publico. La literatura romantica, de la mano de Bram Stoker, consagra la figura del vampiro en el personaje de Dracula, y un siglo mas tarde el cine le da definitivamente cuerpo en todo su esplendor.

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Referencias a este libro

Información bibliográfica