El desafío Starbucks: Cómo Starbucks luchó por su vida sin perder su alma

Portada
Penguin Random House Grupo Editorial España, 14 sep. 2011 - 320 páginas

Una obra que revela el modus operandi de uno de los hombres de negocios más influyentes del mundo empresarial.

En 2007 Starbucks por primera vez en su historia era vulnerable. En los últimos años había seguido una política empresarial focalizada en el crecimiento y había abandonado sus valores fundacionales -la conexión con los partners y con los clientes, la alta calidad de sus productos, la experiencia Starbucks en definitiva-, además se vio amenazada por una serie de transformaciones externas -hundimiento del mercado inmobiliario, desempleo, cambios en los hábitos de consumo, recesión mundial..., que unidas a la revolución digital ponían en peligro su futuro inmediato. Se hacía necesario un cambio de rumbo. Por esta razón el entonces presidente de Starbucks, Howard Schultz, reasumió en 2008 el cargo de consejero delegado. Había llegado el momento de superar el que sin duda iba a ser el gran desafío de la empresa: luchar por su vida sin perder su alma.

Gracias a un estilo lleno de reminiscencias personales y a un ritmo trepidante que atrapa al lector desde las primeras páginas, El desafío Starbucks propone una lección magistral que se puede aplicar a todos los ámbitos de la vida: la clave del éxito está en preservar los valores esenciales, con fidelidad y pasión, y atreverse a seguir adelante, a ser valientes a la hora de tomar decisiones.

 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Índice

Capítulo 12
Capítulo 13
Capítulo 14
Capítulo 15
Capítulo 16
Tercera parte Sufrimiento
Capítulo 17
Capítulo 18

Capítulo 7
Segunda parte Confianza
Capítulo 8
Capítulo 9
Capítulo 10
Capítulo 11
Capítulo 19
Capítulo 20
Capítulo 21
Cuarta parte Esperanza
Capítulo 22
Capítulo 23

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Sobre el autor (2011)

Howard Schultz es presidente (chairman) y consejero delegado (CEO) de Starbucks Coffee Company. En 1982 Howard se trasladó a Seattle desde su Nueva York natal para unirse a la compañía como director de operaciones y de marketing cuando Starbucks estaba formado sólo por cuatro tiendas. Ha sido galardonado en múltiples ocasiones por su pasión y por su liderazgo, y entre los premios recibidos destacan el Horatio Alger Award, que se concede a aquellos que han sabido sobreponerse a las dificultades y alcanzar el éxito; el Rev. Theodore M. Hesburgh Award en ética empresarial que otorga Mendoza College of Business de la Universidad Notre Dame; el Botwinick Prize en ética empresarial que concede Columbia Business School, y el John Wooden Global Leadership Award de la UCLA Anderson School of Management. Ha sido incluido en la revista Time en «Time 100», una lista de las personas más influyentes del mundo. Howard reside en Seattle con sumujer Sheri y sus dos hijos.

Información bibliográfica