Don Quijote de la Mancha, Volumen 1

Portada
Establecimiento tipografico de D.F. de P. Mellado, 1855 - 505 páginas
229 Reseñas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Puntuaciones de los usuarios

5 estrellas
166
4 estrellas
27
3 estrellas
8
2 estrellas
6
1 estrella
22

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

Lo leí con 14 años. Es la obra maestra de la Literatura. Todas las personas deberían leerlo. Se aprende mucho

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

Cervantes' best!

Ver las 10 reseñas »

Índice

I
II
7
III
14
IV
21
VI
28
VII
33
VIII
40
IX
45
XXVIII
224
XXIX
241
XXX
256
XXXI
268
XXXII
278
XXXIII
287
XXXIV
294
XXXV
314

X
53
XI
59
XII
65
XIII
72
XIV
79
XV
89
XVI
98
XVII
106
XVIII
114
XIX
123
XX
134
XXI
142
XXII
155
XXIII
167
XXIV
178
XXV
190
XXVI
200
XXVII
216
XXXVI
333
XXXVII
342
XXXVIII
352
XXXIX
363
XL
368
XLI
377
XLII
390
XLIII
410
XLIV
418
XLV
428
XLVI
437
XLVII
445
XLVIII
454
XLIX
465
L
474
LI
481
LII
488
LIII
494

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 46 - Quijote-, que las cosas de la guerra, más que otras, están sujetas a continua mudanza: cuanto más, que yo pienso, y es así verdad, que aquel sabio Frestón que me robó el aposento y los libros ha vuelto estos gigantes en molinos por quitarme la gloria de su vencimiento: tal es la enemistad que me tiene; mas, al cabo al cabo, han de poder poco sus malas artes contra la bondad de mi espada.
Página 143 - Yo soy aquel para quien están guardados los peligros, las grandes hazañas, los valerosos hechos. Yo soy, digo otra vez, quien ha de resucitar los de la Tabla Redonda, los doce de Francia y los nueve de la Fama, y el que ha de poner en olvido...
Página 68 - No había la fraude, el engaño ni la malicia mezcládose con la verdad y llaneza. La justicia se estaba en sus propios términos, sin que la osasen turbar ni ofender los del favor y los del interese, que tanto ahora la menoscaban, turban y persiguen.
Página 456 - Hanse de casar las fábulas mentirosas con el entendimiento de los que las leyeren, escribiéndose de suerte que, facilitando los imposibles, allanando las grandezas, suspendiendo los ánimos, admiren, suspendan, alborocen y entretengan de modo que anden a un mismo paso la admiración y la alegría juntas; y todas estas cosas no podrá hacer el que huyere de la verisimilitud y de la imitación en quien consiste la perfección de lo que se escribe.
Página 46 - Non fuyades, cobardes y viles criaturas, que un solo caballero es el que os acomete. Levantóse en esto un poco de viento, y las grandes aspas comenzaron a moverse, lo cual visto por don Quijote, dijo: — Pues aunque mováis más brazos que los del gigante Briareo, me lo habéis de pagar.
Página 81 - Ginebra, siendo medianera dellos y sabidora aquella tan honrada dueña Quintañona, de donde nació aquel tan sabido romance, y tan decantado en nuestra España, de Nunca fuera caballero de damas tan bien servido, como fuera Lanzarote cuando de Bretaña vino.
Página 127 - Laurcalco, señor de la puente de plata : el otro de las armas de las flores de oro, que trae en el e'scudo tres coronas de plata en campo azul , es el temido Micocolembo, gran duque de Quirocia : el otro de los miembros giganteos que está á su derecha mano es el nunca medroso Brandabarbaran de Boliche , señor de las tres Arabias...
Página 211 - ¡oh bella ingrata, amada enemiga mía!, del modo que por tu causa quedo. Si gustares de acorrerme, tuyo soy; y si no, haz lo que te viniere en gusto; que, con acabar mi vida, habré satisfecho a tu crueldad ya mi deseo. Tuyo hasta la muerte, El Caballero de la Triste Figura.
Página 85 - ... su hermosura, sobrehumana, pues en ella se vienen a hacer verdaderos todos los imposibles y quiméricos atributos de belleza que los poetas dan a sus damas: que sus cabellos son oro, su frente campos elíseos, sus cejas arcos del cielo, sus ojos soles, sus mejillas rosas, sus labios corales, perlas sus dientes, alabastro su cuello, mármol su pecho, marfil sus manos, su blancura nieve, y las partes que a la vista humana encubrió la honestidad son tales, según yo pienso y entiendo, que sólo...

Información bibliográfica