Beatriz Galindo, La Latina: Maestra de reinas

Portada
EDAF, 15 oct. 2007 - 238 páginas
Beatriz Galindo fue la primera mujer conocida que se dedicó a la docencia en España. Nacida en Salamanca, oriunda de una familia de humildes hidalgos que vivía a pasos contados de las bulliciosas aulas del alma máter salmanticense, vivió su infancia y primera juventud en esta ciudad, impregnándose del espíritu universitario que había convertido su Estudio General en referencia del saber humanista de finales del siglo xv. Entre escolares y maestros alimentó su afán por aprender y enseñar. Desafiando su condición de mujer, y con tan solo dieciséis años, en un mundo acotado por hombres, consiguió el reconocimiento de sus insignes contemporáneos por su excelsa instrucción en la lengua del Lacio y que su gloria llegara a oídos de los Reyes Católicos. Maestra de Isabel la Católica al principio, y de sus hijas posteriormente, compartió con la reina los veinte postreros años de su vida en la familiaridad de su despacho y aposentos. El destino y la previsión dinástica quiso que el futuro de una buena parte de Europa pasara por la vida de sus cinco alumnas más próximas, la reina y sus cuatro hijas: Isabel de Castilla, casada con Fernando de Aragón; doña Juana, casada con Felipe el Hermoso; Catalina de Aragón, casada sucesivamente con Arturo, Príncipe de Gales, y Enrique VIII de la casa Tudor de Inglaterra, e Isabel y María, casadas con Manuel I de Portugal. Beatriz, conocida ya con el respetuoso apelativo de la Latina, contrajo matrimonio, según el deseo real, con uno de los grandes héroes del final de la Reconquista: Francisco Ramírez de Madrid, el Artillero. A su muerte dejó descendencia y fundaciones suficientes como para que su memoria perdure en Madrid se honra con su nombre al céntrico barrio donde se asentó-, a pesar de las trabas que el fuego, los saqueos de la Guerra Civil y el tiempo han puesto para esta investigación.
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

La vida de Beatriz Galindo en la corte de Isabel la Católica es una confirmación de los desvelos de aquella reina por asegurar una formación humanista a sus cuatro hijas (Isabel y María –ambas reinas de Portugal por su matrimonio con Manuel el Afortunado-, Juana –reina de Castilla- y Catalina –reina de Inglaterra por su matrimonio con Enrique VIII-). Una formación pareja a la recibida por su hijo, el príncipe Juan, malogrado heredero de un gran imperio.
El libro es el resultado de una investigación minuciosa de todo lo relacionado con la maestra de reinas, no sólo de la Católica; también de las cuatro princesas, después reinas. Vivió Beatriz Galindo toda su vida al lado de la soberana como maestra, confidente y amiga. Hija de un caballero, Gricio, oriundo de Zamora, en 1479 tenía la edad de los pupilos más jóvenes que acudían a las escuelas menores como oyentes (14-21 años) para después licenciarse o comenzar los cursos de doctorado y magisterio de la Universidad de Salamanca. Por entonces pensaba en hacerse novicia para continuar los estudios, cuando Don Tello Buendía llegó a Salamanca, como rector, nombrado por los Reyes Católicos. Sin duda fue este Don Tello el que aconsejara a la reina la designación de Beatriz Galindo, a la que había conocido en su época de estudiante, cuando incluso había ocupado ocasionalmente alguna cátedra vacante.
Parece ser que Beatriz Galindo fue una de las ávidas lectoras que disfrutaron del invento ideado por Gutenberg en 1449. El libro más antiguo de la biblioteca de la universidad es el Speculum vitae humanae impreso en Roma en 1468 y es muy probable que fuera consultado por Beatriz Galindo, quien ya acudía a sus aulas en 1467.
La reina Isabel la Católica era consciente de su carencia en cuanto a cultura y, tras su coronación, se aplicó al estudio del latín, para mejor desenvolverse en las cortes europeas. Su esposo, Fernando de Aragón, sabía latín desde su juventud.
Luis Vives, el más grande humanista y autor de Instrucción de la mujer cristiana, recoge con asombro la prontitud con la que la reina Juana y su hermana Catalina podían responder en lengua latina. Precisamente, la encargada de esa instrucción fue Beatriz Galindo. Y una juventud casi paralela a la suya, fue la de Francisco de Nebrija, autor de la primera gramática del español.
El libro de Almudena de Arteaga es un relato minucioso de la vida de Beatriz Galindo en la corte de los Reyes Católicos. De su amistad con la reina y con las cuatro princesas y de cómo influyó esa amistad en el devenir de su propia vida. Casó, por voluntad real con Francisco Ramírez, apodado Artillero por su valiente labor al frente de los ejércitos reales hasta entregar su vida en batalla. Relata el libro la vida de la viuda de Ramírez y del destino de sus bienes, información que Almudena de Arteaga encontró en los Archivos del Ayuntamiento de Madrid y en el General de Simancas.
La mayoría de los documentos referentes a Beatriz Galindo desaparecieron en la Guerra Civil Española al ser quemados y expoliados los archivos de los conventos de las Jerónimas, uno de los cuales fue fundación de Beatriz Galindo. Es sabido que las guerras no sólo pretenden hacer desaparecer a los hombres a quines se consideran contrarios, también todo rastro de memoria que pudiera quedar de ellos.
 

Índice

NOTA DE LA AUTORA
13
Virgen destinada al claustro
33
Llamamiento reai
49
La maestra matrimonia en el culmen de la Reconquista
89
Despedida de sus pupilas infantas de Castilla y de Aragón
107
Alumnas bien instruidas
112
De las cosas atadas y bien atadas por un diligente marido
119
Muerte del Artillero
127
Aparejándose para morir
171
La Latina criada o dueña de la reina?
183
Erosión de las huellas más profundas Misterioso hallazgo de su cadáver
189
Un cadáver errante
201
Reminiscencias y recuerdos de una huella borrada
209
Árbol genealógico de Ramírez de MadridGalindo
215
Imágenes de la Latina y del Artillero
217
Bibliografía artículos y separatas
221

Entregada al servicio de la reina Isabel la Católica
137
Lidiando con familia e Iglesia
145
Prodigiosa administradora
155
Apertura de la Concepción Jerónima 158 El hogar de la Latina
165

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Información bibliográfica