Adolescencia y cultura en Samoa

Portada
Grupo Planeta (GBS), 19 dic. 1990 - 312 páginas
"Debemos agradecer a la señorita Mead que haya intentado establecer una identificación tan completa con la juventud samoana, dándonos un cuadro lúcido y claro de las alegrías y dificultades con que tropiezan los jóvenes en una cultura tan distinta de la nuestra. Los resultados de su laboriosa investigación confirman la sospecha largamente alimentada por los antropólogos, acerca de que mucho de lo que atribuimos a la naturaleza humana no es más que una reacción frente a las restricciones que impone nuestra civilización". Estas palabras de Franz Boas deberían bastar para dejar bien claro que Adolescencia y cultura en Samoa es ya un clásico de las ciencias del hombre contemporáneas. A través del estudio de múltiples detalles sobre los jóvenes de Samoa (la amplitud de sus familia, la posición y fortuna de sus padres, el número de sus hermanos y hermanas, el grado de experiencia sexual que hayan tenido), el libro se va convirtiendo en un apasionante relato sobre la educación, el proceso según el cual el niño que llega sin cultura a la escena humana se convierte en un miembro adulto de alta significación en su sociedad. Por todo ello, por el contraste entre la educación samoana y la nuestra propia, esta obra también tiene un interés directo para quienes se ocupan de los adolescentes en la escuela, la familia y la sociedad.
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Índice

Sección 1
9
Sección 2
11
Sección 3
14
Sección 4
37
Sección 5
48
Sección 6
54
Sección 7
71
Sección 8
88
Sección 13
176
Sección 14
199
Sección 15
207
Sección 16
241
Sección 17
257
Sección 18
276
Sección 19
290
Sección 20
294

Sección 9
101
Sección 10
112
Sección 11
144
Sección 12
152
Sección 21
297
Sección 22
307
Página de créditos

Términos y frases comunes

Sobre el autor (1990)

Margaret Mead, an American anthropologist, was for most of her life the most illustrious curator at the American Museum of Natural History in New York. She was famed not only as an anthropologist but also as a public figure, a popularizer of the social sciences, and an analyst of American society. While at Columbia University, she was a student of Franz Boas, whose teaching assistant, Ruth Benedict, became one of Mead's closest colleagues and friends; after Benedict's death, Mead became her first biographer and the custodian of her field notes and papers. Mead's early research in Samoa led to her best selling book, "Coming of Age in Samoa" (1928); it also led, after her death, to a well-publicized attack on her work by the Australian anthropologist Derek Freeman. Her importance was not damaged by his book; in fact, there is probably a greater awareness today of the important role that she played in twentieth-century intellectual history as an advocate of tolerance, education, civil liberties, world peace, and the worldwide ecumenical movement within Christianity. She was an active and devout Episcopalian throughout her life. On January 6, 1979, she was posthumously awarded the Presidential Medal of Freedom, the nation's highest civilian honor.

Información bibliográfica