Historia de Granada: comprendiendo la de sus cuatro provincias Almería, Jaén, Granada y Málaga, desde remotos tiempos hasta nuestros días, Volumen 2 (Google eBook)

Portada
Baudry, 1852
1 Reseña
  

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 392 - ... algunos le han considerado de Waudik. La capilla mayor es una de las obras mas suntuosas de España Diego de Siloe quiso dar una prueba de su maestría , y demostrar que no era solo Juan de Herrera el arquitecto á cuya inteligencia podía Confiarse la fábrica de un templo que diese á las gentes una idea elevada aunque imperfecta, de la magnificencia con que debe tributarse culto al Ser supremo. Es admirable la osadía del arco toral , cuyo artificio causa un efecto maravilloso: considerándole...
Página 371 - Fue un miserable espectáculo ver tantos hombres de todas edades, las- cabezas bajas, las manos cruzadas y los rostros bañados de lágrimas, con semblante doloroso y triste viendo que dejaban sus regaladas casas, sus familias, su patria, su naturaleza, sus haciendas y tanto bien como tenían, y aun no sabían cierto lo que se haría de sus cabezas...
Página 332 - Las damas y los caballeros, dice un erudito escritor, discurrían embelesados por aquellos aposentos de alabastro y oro, aplaudiendo los sutiles conceptos de leyendas y versos estampados en sus paredes, y explicados por Gonzalo de Córdoba y otros personajes peritos en el árabe.
Página 83 - ... públicas, caminos, puentes, acueductos y sendas peligrosas en las montañas". "Siendo las calles y plazas lugares impropios para rogar a Dios, se prohibe hacer en ellas procesiones ni rogativas en tiempo de seca: en tal conflicto deberán los devotos salir al campo, y postrándose en tierra invocarán a Dios con la siguiente plegaria: Señor piadoso; tú que nos criaste de la nada, que conoces nuestros errores, y que no necesitas nuestros servicios, prodiga los tesoros de tu clemencia, ten piedad...
Página 364 - ... rodela á la espalda, llegó al paso, se apoyó en un madero, saltó, y, cuando todos esperaban verle caer, se admiraron de contemplarle salvo en la orilla opuesta. » Siguiéronle dos soldados animosos: uno cayó y murió en lo hondo; el otro fué más afortunado.
Página 163 - Albudeyte, y pidió también socorro al Rey de Granada, con quien mantenía íntimas relaciones; al propio tiempo escribió una carta insultante al Monarca de Castilla, refiriendo sus proezas y sus servicios en la guerra, y quejándose de que autorizase a sus enemigos para hostilizarle á sangre y fuego. Como sabia que sus reconvenciones eran desatendidas si no las apoyaba con lanza vencedora, corrió con su hueste en busca del capitán, que le atacó en la huerta de Murcia. La fortuna le fue adversa...
Página 163 - La fortuna le fue adversa : su gente desapareció, muerta y dispersada; casi todos sus castillos se rindieron, y el mismo señor, con escasos restos, se encerró en el de Lorca : aquí resistió valiente, y no se rindió hasta conseguir partidos ventajosos y la devolución de los estados que le disputaban sus émulos. Entonces cortó comunicaciones con la corte, y sin reconocer rey ni superior en aquella tierra, mandaba como señor y juzgaba como árbitro*.
Página 80 - ... Novia ; el cual nos dijeron que era uno de los deleitosos lugares que había en aquel tiempo en Granada , porque se extiende largamente la vista á todas partes, y agora está derribado , que solamente se ven los cimientos.
Página 454 - Cuidará el Ayuntamiento de todas las escuelas de primeras letras y demás establecimientos de educación que se paguen de los fondos del común, celando el buen desempeño de los maestros y muy especialmente el puntual cumplimiento de lo que previene el art.

Información bibliográfica