Inscripciones árabes de Granada: precedidas de una reseña histórica y de la genealogía detallada de los reyes Alahmares (Google eBook)

Portada
Imprenta nacional, 1860 - 242 páginas
0 Reseñas
  

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 107 - ... by the night, when it covereth him with darkness; by the heaven, and him who built it; by the earth, and him who spread it forth; by the soul, and him who completely formed it, and inspired into the same its faculty of distinguishing, and power of choosing, wickedness and piety: now is he who hath purified the same happy; but he who hath corrupted the same is miserable.
Página 130 - Las columnas poseen toda clase de maravillas. Vuela la fama de su belleza, que ha venido á ser proverbial».
Página 188 - Dios, huyendo de Satanás apedreado. En el nombre de Dios clemente y misericordioso. La bendición de Dios sea sobre nuestro Señor y dueño Mohamad y sobre su- familia y compañeros: salud y paz.
Página 122 - Líquida plata que corre entre las joyas y que no tiene semejante en belleza por su blancura y trasparencia.» «Confúndense a la vista el agua y el mármol . y no sabemos cuál de los dos es el que se desliza.
Página 86 - Pr feta, año de 749 (1318 de Cristo). Haga Dios de ella una potencia protectora y la inscriba entre las acciones buenas y perdurables.
Página 192 - ¡En el nombre de Dios Clemente y Misericordioso! ¡La bendición de Dios sobre nuestros señores y príncipes Muhámmad y su familia!
Página 85 - Mandó contruir esta puerta, llamada puerta de la Ley (haga Dios por ella prosperar la ley del Islam, así como ha hecho de ella un monumento de eterna gloria), nuestro señor el príncipe de los muslimes, el sultán guerrero y justo Abul Hayayi lúsuf, hijo de nuestro señor el sultán guerrero y santificado Abul Ualid bnu Nasr.
Página 114 - Aunque mis compañeras sean signos del Zodiaco de su cielo , á mí sola pertenece , no á ellas . la gloria de poseer un sol.
Página 154 - No hay Dios sino él, el vivo, .el inmutable. No le embarga estupor ni sueño. A él pertenece cuanto hay en los cielos y en la tierra. ¿ Quien será aquel que le ruegue sin su permiso?
Página 122 - Bendito sea el que concedió al Imam Mohammad mansiones deleitosas, que son por su belleza la gala de las mansiones...

Información bibliográfica